Palabra de O’Cristo

31/03/2022

Tras varios singles tan sorprendentes como seductores —«Arrabales», «Al otro lado» y «El cielo de Remedios»— y que lo han revelado a la audiencia como una suerte de Kiko Veneno millennial, O’Cristo presenta por fin en sociedad su EP de debut, el esperado «ULTRA, MARINO». Cinco canciones que combinan melodías indie pop con letras elaboradas de cantautor y beats urbanos de corte R&B. Como focus track, “Queda la esencia”, puro dreampop etéreo. A medio camino entre Toro y Moi, Animal Collective o Beach House y propuestas locales como Sen Senra, Bronquio o Ganges, saludamos a O’Cristo como una de las más singulares revelaciones de la temporada.

Por si aún no te has enterado, O’Cristo es el esperado proyecto en solitario del gaditano Cristóbal Colom, que tras media vida formando parte de algunos de los proyectos más interesantes del indie patrio —Mañana, Modelo de Respuesta Polar— muta ahora en una especie de cantautor urbano, una suerte de Kiko Veneno millennial con una lírica de raíz silviorodriguezca envuelta en beats que beben del hip hop y el R&B contemporáneos.

Hasta el momento, el bueno de O’Cristo nos ha ido desvelando con cuentagotas algunas de las canciones que integran su EP de debut, este «ULTRA, MARINO» que nos llega hoy como alegría para nuestros oídos y bálsamo para nuestros corazones. Primero nos sorprendió con «Arrabales», un pasodoble de carnaval disfrazado, nunca mejor dicho, de tonada indie y que nos demostraba que Martínez Ares no está tan lejos de James Blake como pueda parecer. Luego nos llegaría «Al otro lado», según sus propias palabras, «una rumbita triste sobre beat de R&B latino». Y hace apenas una semana se cruzaba en nuestro camino «El cielo de Remedios», una balada capaz de invocar por igual a Roy Orbison y Jorge Drexler.

Desde luego, sin letras no hay mensaje, y eso sí que O’Cristo se lo toma muy en serio. Porque nadie duda de la calidad de sus versos, repletos de metáforas e imágenes evocadoras que tratan temas profundos, aunque él los disfrace de canciones de amor. «Las letras están llenas de referencias a mis songwriters favoritos en español como Jorge Drexler, Silvio Rodríguez, Robe Iniesta, Kiko Veneno o Juan Carlos Aragón. El carnaval de Cádiz es una fuente de inspiración infinita a la hora de escribir».

No es la única fuente de la que bebe O’Cristo, un músico que intenta tender un puente entre la escena internacional, algún que otro nombre nacional y nuestra cantera más sureña. «Músicalmente mis referencias son muy diversas y van desde el indie pop al R&B alternativo de gente como Chet Faker, Bon Iver, James Blake, Frank Ocean, Jesse Baez, Omar Apollo… y también artistas como Toro y Moi, Beach House o Sen Senra…», enumera O’Cristo. «Todo ello por supuesto llevándoselo a mi terreno y pasándolo por el filtro andaluz made in Kiko Veneno, Los Planetas, Soleá Morente, Califato ¾… y todas las nuevas generaciones que están mezclando referencias flamencas con músicas actuales y de vanguardia»_.

Como ellos, O’Cristo une tradición y contemporaneidad con ese desparpajo y esa sencillez tan propia del Sur. Y «ULTRA, MARINO», sin duda, es el mejor ejemplo.

Volver al Blog
¿Qué quieres buscar?

Por favor, gira tu dispositivo para ver la web